ROSA DÍEZ Y VIDAL QUADRAS: LAS MÁSCARAS DEL PPSOE (1 de 2)

Venice Carnival, Italy-Carnival masks tourism destinations

UPyD y Reconversión son las marcas blancas del PPSOE

El último informe de Metroscopia para El País confirma que el bipartidismo está en horas bajas. La encuesta publicada este domingo anticipa que, en caso de celebrarse hoy elecciones generales, PP y PSOE juntos sumarían el 60,6% de los votos (en las generales de 2012 sumaron más del 80%). Aparentemente, el descontento en el electorado socialista se transferirá en forma de votos a Izquierda Unida (pasaría de 11 a 37 escaños) y a UPyD (pasaría de 5 a 25 escaños). Muchos votantes buscan nuevas alternativas y el porcentaje de votos a “Otros” y votos en blanco sigue creciendo. El establishment prepara una formación políticamente correcta para recoger las papeletas de los votantes descontentos con el PP. Aquí es donde previsiblemente entrará en juego Vidal Quadras. De esta forma, Rosa Díez y Vidal Quadras actuarán como las marcas blancas del PPSOE. Una maniobra de libro para evitar que las ovejas descarriadas fortalezcan formaciones de la periferia del Sistema que pongan en riesgo los privilegios adquiridos por la Casta y erosionen el pensamiento único.

Como veremos, Rosa Díez y Vidal Quadras tienen vidas paralelas, cada uno en un lado del espejo que es el PPSOE.

Rosa Díez y la izquierda jacobina

Rosa Díez estuvo afiliada al PSOE desde 1997 hasta el 2007. Durante este tiempo fue diputada foral de Vizcaya, parlamentaria del Parlamento Vasco, consejera del Gobierno Vasco (1991-1997) y europarlamentaria (1999-2007). Fue un alto cargo de la jerarquía socialista: formó parte del Comité Federal del PSOE, fue cabeza de lista en la europeas de 1999 y número dos en las de 2004. Ninguneada y desterrada por su propio partido en el Parlamento Europeo, vio en el modelo de Ciutadans una oportunidad para recuperar protagonismo en la escena política.

En el año 2007, tras la creación de la Plataforma Pro, anunció su salida de las filas del PSOE para integrarse en dicha entidad para articular un nuevo partido a imagen y semejanza de Ciutadans. El partido de Rosa Díez (Unión Progreso y Democracia -UPyD-) surgió con Zapatero en el gobierno y en medio clima de malestar entre la izquierda sociológica por la permisividad y flirteo de ZP con las reivindicaciones nacionalistas. Su idea era atraer al progresismo jacobino, es decir, a aquellos votantes que, siendo de izquierdas, no comparten que España sea “un concepto discutido y discutible”.

Pensar que Rosa Díez es una alternativa al PSOE resulta ingenuo. Treinta años de militancia y altos cargos no pueden sacudirse así como así. La primera prueba de fuego que tuvo que superar fue en las elecciones autonómicas de Asturias del año pasado. Ahí el diputado regional de UPyD era la llave para dar la mayoría a un gobierno de izquierdas (PSOE + IU) o de derechas (PP + Foro Asturias). ¿A que no adivinan que hizo Rosa Díez? Efectivamente, en mayo de 2012 llegó a un acuerdo con sus antiguos correligionarios del PSOE. Es decir, el votante descontento con el PSOE y que votó a UPyD ¿qué recibió? ¡Más PSOE!

Y ¿qué pensó el Sistema?

Hannibal

El Equipo A tiene un plan B para los descontentos.

Si te ha gustado, comparte

Deja un comentario