LA PRUEBA DEL ALGODÓN PARA CORRUPTOS

Un método sencillo y barato para saber qué políticos y empresarios no tienen las manos limpias.

La-prueba-del-algodon

La situación

Hace unos días se publicaba un estudio que refleja que España tiene abiertos 1661 casos de corrupción política y económica ante los tribunales. La ciudadanía tiene la percepción de que existen muchos más casos de corrupción que todavía no han saltado a la luz y que los dirigentes políticos y económicos están pringados a alto nivel. El pueblo ya ha puesto un nombre a conglomerado de políticos y empresarios que defienden unos mismos intereses: la Casta.

En el último debate sobre el estado de la nación, Rajoy decía que “ni todos los políticos son corruptos ni España es la nación más corrupta”. Nos extraña que con todos los asesores que tiene el gobierno no hayan encontrado todavía una forma de demostrarlo y pasar del dicho al hecho. La idea de que todos los diputados presenten sus declaraciones de renta supone tomarnos por bobos. En la Casa en el Árbol nos permitimos sugerir un pequeño método que puede ser efectivo.

La prueba del algodón

El método consiste en que políticos y empresarios acudan al notario y firmen una declaración por la que se autoriza a Hacienda de forma irrevocable para requerir a cualquier banco ubicado en un paraíso fiscal para que informe sobre sus cuentas en dicha entidad. Esta declaración (a doble columna español-inglés) incluiría un listado de los países que tienen la consideración de paraíso fiscal según el Real Decreto 1080/1991, de 5 de julio. Políticos y empresarios entregarían a Hacienda un ejemplar de esta autorización.

Así Hacienda puede librar un requerimiento a las principales entidades bancarias radicadas en los paraísos y cotejar los datos que reciba con las cuentas en el extranjero declaradas oficialmente por los políticos y empresarios. Con la autorización notarial del interesado los bancos extranjeros no podrían oponer la excepción del secreto bancario.

El proceso para detectar cuentas ocultas es muy sencillo y barato. Y efectivo.

Sí se puede, pero no quieren

Para llevar a cabo este proceso bastaría un acuerdo entre los principales partidos del Parlamento y se invitaría a todos los diputados y senadores estatales y autonómicos así como a los directivos de las empresas del Ibex-35 a participar en él. Por supuesto, la adhesión al proceso sería voluntaria pero quien no quisiera acogerse sería seriamente sospechoso. Igual que la mujer del César, no sólo hay que ser honesto, sino también parecerlo. Nadie con las manos limpias debería tener motivos para no firmar la autorización a Hacienda. Es más, quienes se hayan comportado rectamente y no tengan nada que esconder deberían estar agradecidos de que por fin se haga algo para distinguir churras y merinas. Más adelante analizaríamos también los patrimonios de cónyuges y familiares directos.

Ahora está de moda regular y gobernar un país no mirando al pueblo que se gobierna, sino al exterior. A los mercados, a la inversión extranjera, a “Europa” (léase la Troika). Pues bien, no cabe duda que este ejercicio de transparencia sería bien acogido como muestra de que, a diferencia de otros países, aquí las élites políticas y económicas no tienen nada que ocultar y que España es un país fiable donde se puede invertir.

Dicho todo esto, ¿os imagináis al Parlamento adoptando un acuerdo que incluya esta invitación para que todos acudan al notario?

Nosotros tampoco. Somos soñadores, pero no idiotas. ¿Será que, como cree el pueblo, los dirigentes políticos y económicos están pringados a alto nivel?

Si te ha gustado, comparte

Deja un comentario