CUNAS VACÍAS

EL DRAMA DE LOS BEBÉS NO DESEADOS

cuna

El partido que gobierna ganó las elecciones el 20 de noviembre de 2011. Se calcula que desde entonces se han practicado en España más de 100.000 abortos. La Neolengua se refiere a ellos como embarazos no deseados. En realidad, son bebés no deseados.

 

Esos niños debían estar hoy entre nosotros. En el regazo de sus papás y abuelos. O en el de sus papás adoptivos. En sus cunas. En los parques. En las guarderías. Jugando con nuestros hijos. Pero no están. Alguien decidió que llegaban en un momento inoportuno y se quedaron por el camino. Nena Daconte en su canción “En qué estrella estará” lo explica poéticamente de la siguiente forma:

 

He creado un ángel verde y gris,
que se pasea de noche, no lo puedo ver.
Está donde la luz que dicen que hay,
donde terminan los sueños de la realidad,
donde se escapan los niños si no quieres más;
donde se ahogan los gritos de mi mitad.

 

En nuestra sociedad existe un pacto de silencio para no hablar de las terribles secuelas psicológicas que los abortos dejan en las madres. Aunque en su momento la ministra de turno dijera de forma frívola que un embrión no es una vida humana, nadie mejor que las madres saben que lo que llevan en su seno es su bebé.

 

La canción de Mai Meneses acaba diciendo:

 

En qué estrella estará, para cuidar de él.

Me pasaré la vida sin dormir.

En qué estrella estará mi dulce corazón,

por qué me roba la vida y la razón.

Dime quién vendrá

a ocupar su lugar,

por qué mis sueños se rompen de golpe…

Y cuando los últimos acordes de la melodía están terminando, la cantante susurra al micrófono: Quiero irme con él“. Este verso suelto y a destiempo consigue resumir en tan solo cuatro palabras el dolor y el vacío que deja a la madre. Y es que aunque el pensamiento oficial no permita decirlo en voz alta, en realidad, un aborto destroza al menos dos vidas.

 

La canción de Nena Daconte estuvo durante meses en la lista de 40 Principales y fue la banda sonora de la Vuelta Ciclista de 2006. Nadie supo interpretar el verdadero significado de la letra y consiguió superar la censura progre. Probablemente nadie podía imaginarse que una artista se arriesgaría de esa forma a arruinar su carrera.

 

En esta entrada del blog no hemos querido mencionar el nombre del actual partido en el gobierno ni el de la anterior ministra de igualdad. No queremos entrar en riñas partidistas. Ya habrá tiempo para eso. En este artículo nuestra mente está puesta sólo en los bebés no deseados. En esas más de 100.000 cunas vacías de esta legislatura. Para ellos pedimos una oración o un momento de silencio. E incluso, a lo mejor, un recuerdo cada vez que suene “En qué estrella estará”.

Si te ha gustado, comparte

Deja un comentario