Cine alternativo: 3 películas con otro enfoque

cine alternativo

¿Sabías que algunas de las películas más taquilleras contienen mensajes cifrados a favor de la recuperación de los valores tradicionales?

Los moradores de La Casa en el Árbol no siempre estamos andando por las ramas y charlando sobre lo humano y lo divino. A veces nos gusta apalancarnos en el sofá, coger un cubo de palomitas y ver una buena peli. Como estamos acostumbrados a mirar las cosas desde otro punto de vista, de vez en cuando encontramos mensajes cifrados en las películas. Guiños. Destellos. Códigos de baja frecuencia. Susurros al oído. Cuando nos llega a través de la pantalla una de estas señales, soltamos las palomitas, nos miramos y sonreímos al comprobar que los demás también la han percibido. Para este juego hay que tener la mente abierta y admitir que en ocasiones los valores que uno defiende brillan en lugares donde no se esperan. En espacios insospechados. En boca de personajes inusuales. Envueltos en banderas de otros colores.

Esta semana queremos revisitar con vosotros tres películas que atesoran una buena carga de profundidad contracultural. No te asustes, la contracultura ya no es lo que era. Hoy es un acto de subversión contra la cultura tóxica dominante. Contra el desorden establecido.

A continuación refrescamos tres entradas antiguas de este blog para que nuestros seguidores más recientes tengan la oportunidad de volver a ver unas películas conocidas con unas gafas nuevas.

Cine. Cámara. Acción.

Avatar: una visión conservadoraPor increíble que parezca, la película más taquillera de la historia es un alegato a favor de los vínculos tradicionales. Es lo contrario a lo que muchos progres celebran. Cameron no arremete contra la cultura de Occidente, critica el “estilo de vida” occidental, moderno y post-cristiano.  El pueblo de los Na’vi está íntimamente vinculado a su territorio y poseen un sentimiento de propósito compartido, de solidaridad y de moral comunitaria. Están vitalmente arraigados al bosque sagrado. Habitan en el Árbol Madre (Kelutrel) y preservan los lugares místicos como el Árbol de las Almas. El Otraya Mokri, o Árbol de las Voces, es un claro símbolo de la tradición como faro de una comunidad.

Los últimos días (del capitalismo). Esta película española contiene una crítica frontal al “progreso”. El protagonista, Marc es el prototipo de hombre moderno: treintañero urbanita, programador informático y preocupado por su carrera profesional. Tiene miedo al compromiso con su novia y aplaza permanentemente la idea de tener un hijo. La vida que le ofrece la sociedad actual no le hace feliz: un trabajo sedentario en un entorno artificial y climatizado, horarios maratonianos y estrés laboral, una empresa impersonal, insomnio, dependencia de la tecnología. Todas sus preocupaciones pierden importancia cuando el mundo (el Sistema) empieza a caerse en pedazos a su alrededor. Mientras busca desesperadamente a Julia en una Barcelona apocalíptica descubrirá que tal vez la felicidad esté en un estilo de vida más sencillo y más humano, que la belleza esté en la piel de la mujer amada y no en sus ropas, que el ritmo de nuestras vidas lo deba marcar el paso de las estaciones y no el frenesí del calendario laboral. Los últimos días de un mundo que se hunde pueden ser los primeros días de otro mundo que quiere nacer.

Los juegos del hambre: una rebelión anti-elitista. La trilogía de moda introduce una crítica contra las élites dominantes que es más coherente con un discurso comunitarista al estilo de Christopher Lasch que con la agenda progresista. Aunque lo haya pasado por alto la policía del pensamiento, los Juegos del Hambre admiten una lectura disidente contra la plutocracia que la revolución conservadora denomina la “Nueva Clase”. La Nueva Clase es la élite mundialista que pilota un nuevo orden político que combina un imperialismo globalizador en el campo económico con un secularismo relativista en materia moral. Si se contempla con otra mirada, podemos descubrir en la trilogía de moda trazas de un mensaje de rebelión contra el nihilismo y el narcisismo y a favor de la recuperación de los valores tradicionales.

Este fin de semana te invitamos a que te des un paseo por el séptimo arte y que veas estas tres películas con ojos nuevos. Ponte cómodo.

Si te ha gustado, comparte

Deja un comentario